Al ponerme a pensar en cuál sería el proyecto de izquierda.

Milene Molina Arancibia
Enlace para Chile Red Mujeres Afrodescendientes
Directorio Sindicato Honorarios Municipalidad de Arica
Integrante Mesa Ejecutiva Nueva Democracia

Al ponerme a pensar en cuál sería el proyecto de izquierda con el que creo debemos transitar en el siglo XXI definitivamente pienso en un proyecto que tenga un marcado color feminista y decolonial, donde la igualdad sea una de las principales luchas en nuestras formas de hacer política, de manera de no estar siempre buscando ganarle al otro/a con quienes nos decimos aliados, pero con los/as que competimos. Y es que caemos en la trampa de la competitividad, algo aprendido con la colonización, base de las relaciones desiguales impuestas por el capitalismo y el patriarcado, que nos lleva a valorarnos por lo que tenemos, por la cantidad de certificados en el currículum, o por la cantidad de palabras que usamos en nuestros discursos que en muchos casos no son entendibles para el común de las personas. Ello es sin duda una de las tantas razones que nos impide avanzar en bloque, privilegiando lo individual y el triunfar en las pequeñas batallas, insignificantes para una izquierda que pretende ser transformadora.

Es fundamental construir una izquierda que no sólo hable de y por los pueblos indígenas, afrodescendientes y el feminismo, sino que se haga parte de ellos/as mismos/as y de sus luchas, de sus culturas ancestrales y no mirarlos como elementos decorativos que le dan color, diversidad y folclor a las mesas de discusión instaladas por el Estado y los partidos políticos, mirándolos como personas incapaces de resolver sus propios conflictos sociales, territoriales, económicos y políticos.

Espero ser parte de una izquierda realmente comprometida con estas luchas, instalándolas en todos los espacios. Espero ser parte de una izquierda que deje de hablar de pueblo o clase obrera y se haga parte de esta, que dejemos de ser observadores y nos transformemos en actores y actrices principales en la lucha por el reconocimiento de los derechos y la igualdad.

“Es fundamental construir una izquierda que no sólo hable de los pueblos indígenas y afrodescendientes, sino que se haga parte de sus luchas”No basta con que vayamos a la población a limpiar o pintar plazas si no tenemos la habilidad, capacidad o interés en solucionar los problemas de fondo y para lograr eso debemos participar de sus organizaciones como una o una o más y dejar de comportarnos como iluminado/as. No es algo fácil que nos abran sus puertas, para eso el apoyo debe ser constante, que sientan el trabajo codo a codo y no solo como un maquillaje a una situación particular.

Siento que la clase obrera se aleja de las calles, o tal vez soy yo misma quien se aleja de la clase obrera. Esto sin duda me preocupa porque tengo la convicción de que no lograremos derrotar el modelo neoliberal con los/as que hoy somos. Debemos sumar más gente a estas filas pero lo veo muy difícil mientras no seamos capaces de alivianar en su forma y contenido nuestros discursos, haciéndolos entendibles con un leguaje accesible a todos y todas y no sólo para quienes somos parte de los espacios de privilegio. No debemos permitir que nos domine el academicismo con su escritura rebuscada.

Tampoco debemos tratar de sacar ventaja en todo y con todos/as, ya que con ello no estamos sino alimentando el neoliberalismo, la competencia que nos consume y la colonización que tanto criticamos, y que está tan metida en nuestras cabezas que la terminamos naturalizando y hasta justificando.

Hoy estamos dando inicio a un nuevo periodo en el escenario político con una nueva fuerza como es el Frente Amplio una fuerza en la que creo y confío estará a la altura de lo que este pueblo necesita y se merece. RPS