Bailar este tango con usted señora
(El tango de la resistencia)

Quiero bailar este tango con usted señora
el mundo está lleno de falsos paraísos
donde la belleza no significa nada

la vida está saturada de combates inútiles
no me pregunte mi religión, mi nombre, mi edad
¿qué importa que yo sea árabe
caribeño o judío ?

el mundo está muriendo, señora
quiero bailar con usted mi último tango
no me pregunte si tengo pasaporte
u otros documentos triviales
si hablo el mismo idioma que los condenados
o si yo he probado el vino frío de los opresores
el único idioma que se entiende fácilmente
es el que hablan todos los corazones

no me hable de la edad de sus ojos
olvídese de las sombras inquietas de su pecho
al final, cuando todo sea reducido en polvos y estragos
lo único que quedará es este tango que bailo con usted

se acabó el tiempo de bailar sola, señora
no me tenga miedo
la poesía no muerde
no es un cuento para conmover a indignados
pero despierta cualquier deseo oculto en los vientos

sus ojos maduros y el azul de su voz
me dicen que todavía queda algo de tiempo
para salvar nuestros sueños hambrientos de sueños
aunque los pacificadores mal pacificados
los dioses insalvables y los dioses tristes
no entienden nuestra esperanza
no nos daremos por vencidos
seguiremos bailando hasta despertar nuevas utopías

la humanidad está cansada señora
no sabemos qué hacer con tantas miradas perdidas
y tantos sueños vacíos
olvidémonos durante un instante
de las lluvias de bombas
de los atentados a la vida
y del odio vulgarmente globalizado
olvidémonos de los creadores
de armas tristes y presumidas
de la guerra de los bárbaros
todas las canículas fueron inventadas con la misma intención

hasta bailar este tango con usted señora
nunca pensé que la vida podría ser tan bella

la tierra no es un lugar para resignados
bailaremos hasta volvernos indestructibles
bailaremos hasta ser los únicos locos de esta cuidad

las palabras se agotan
siempre se agotan señora
lo que dura realmente
es lo que somos nosotros detrás de ellas

nada puede detener nuestro baile
nadie puede destruir la belleza, señora
nada puede vencer el deseo de amar.