Por Cristián Cuevas Zambrano

¿Cuál es el rol que debemos jugar los/as trabajadores/as ante los dramáticos efectos nocivos de la producción extractivista en nuestras comunidades?
En la lucha por un medioambiente sano para vivir, trabajadores y trabajadoras debemos ser la punta de lanza. Para ello, se requiere de sindicatos politizados, con una mirada de país que permita construir un nuevo horizonte.

No nos bastan las políticas de mitigación de una institucionalidad que se encuentra subordinada al gran capital y las transnacionales.
Como trabajadores/as, tampoco podemos transformarnos en aliados del capital. Exijamos empleos dignos, lo que incluye por cierto una responsabilidad y una garantía de respeto y buena vecindad con las comunidades en donde viven nuestras familias.
El instrumento político de los/as trabajadores/as debe sentarse a conversar de igual a igual con la patronal, lo que implica superar la actual situación de crisis del movimiento sindical.

Deben ser nuevos liderazgos, mujeres y hombres dispuestos a conducir la construcción de un nuevo sindicalismo para este tiempo, los que entreguen las respuestas que se requieren a las urgencias que hoy nos obligan a estar a la altura de los desafíos y luchas que se requieren y que vienen.