La Poderosa es un movimiento social y político basado en asambleas territoriales surgido en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Somos un movimiento político latinoamericano nacido en el año 2004 en la Villa Zavaleta, Ciudad de Buenos Aires, que hoy está compuesto por más de 90 asambleas territoriales en Argentina y 12 en América Latina, articuladas por una estrategia de desarrollo comunitario que tiene como ejes en común el trabajo voluntario y el cooperativismo; una vez por semana nos reunimos en cada territorio, barrios populares, villas, favelas, colonias, asentamientos, poblaciones y tomas. El encuentro, el trabajo voluntario y la solidaridad, son pilares fundamentales sobre los que edificamos todos los proyectos en cada comunidad.

En todos los países de la región, los sectores históricamente más desprotegidos, más castigados, más esquilmados, sufrimos las consecuencias de un sistema que nos necesita así, sufriendo en silencio. Por eso, hace 15 años, nació nuestra organización, popular, de base, diversa, que hace culto del consenso, que se sostiene sólo con nuestro esfuerzo, y que hace oir su voz cada vez más fuerte. Exilios, desarraigos y migraciones en busca de soluciones a los problemas cotidianos, han hecho de cada uno de nuestros países un reflejo de esa mixtura que define esta identidad latinoamericana. Nos quieren lejos entre nosotras y nosotros, porque una vez que logramos encontrarnos, nuestras alianzas, confidencias y fortalezas aumentan hasta hacernos sentir parte de un mismo proyecto, la Patria Grande de las y los de abajo.

Con mucho esfuerzo nos fuimos encontrando vecinas y vecinos de barrios vulnerados de todo el continente, nos reconocimos en las necesidades, el avasallamiento a nuestros derechos, las formas de organizarnos para salir adelante, y construimos esta articulación regional que día a día crece desde abajo hacia arriba.

No disputamos espacios de poder formal y no integramos una plataforma electoral, pero reivindicamos la política y celebramos la participación en elecciones de compañeros y compañeras que estando ahí, nos permiten estar acá, centrarnos en el trabajo de base para construir conciencia dando la lucha ideológica. Le disputamos recursos al Estado para mejorar las condiciones materiales de vida de nuestras comunidades, para los merenderos y los comedores, para las escuelas, las casas de las mujeres y los hospitales; ¡preferimos que ese dinero esté en los barrios y no en la cachiporra de algún paco!

Para visibilizar nuestras problemáticas diarias pero también nuestras alegrías, y hacerle frente a la prensa amarillista que utiliza el único momento en que habla sobre nuestros barrios para montar un circo mediático que demoniza nuestra realidad y construye ideales de “inseguridad”, construimos nuestro medio de comunicación: La Garganta Poderosa. Una revista de cultura villera sin pauta publicitaria, redactada, escrita y fotografiada por vecinas y vecinos de nuestros barrios, que hoy se masificó al punto de imprimir 10000 ejemplares al mes, sumado a plataformas virtuales con alcance masivo como la página de Facebook, Twitter e Instagram.

El impacto de esta publicación, que hoy se multiplica por los cuatro puntos cardinales ha trascendido las fronteras de la comunicación popular. Ahora las comunicadoras y comunicadores populares empiezan a dar cátedra en la academia, a través de seminarios en universidades nacionales. Desde marzo de 2019, tres compañeras mujeres, feministas y villeras, conducen un bloque de un programa periodístico en la televisión abierta de Argentina, por primera vez en la historia de la tv y de nuestra organización.

En nuestra construcción utilizamos la Educación Popular, una herramienta de transformación e integración implementada a partir de actividades deportivas, recreativas, culturales, de formación y capacitación, mediante las cuales generamos procesos de participación en los territorios.

Particularmente en Chile la moto arrancó en Santiago, en la Población Santa Anita/Che Guevara. El sábado 4 de mayo comenzamos una de las actividades fundacionales que es el “CINE EN SANTA ANITA”. Además, estamos planeando un taller de plantas medicinales o huertos comunitarios y un campeonato de basketball entre juntas vecinales. Por otro lado, el 24 de agosto es el aniversario de la Población, por lo que se está preparando una muestra fotográfica, proyección de documental y charla con antiguos pobladores. Y el otro foco poderoso está en Población Aurora, donde las vecinas se organizan resistiendo a los intereses de desalojos mientras van ganando urbanización y memoria para el barrio a través del rescate su propia historia.

Nos organizamos en espacios relacionados con los derechos humanos: territorio y vivienda, cultura, géneros y diversidades, ambiente, comunicación y control popular a las fuerzas de seguridad. Sin otro estímulo más que el valor de sentirnos productores de nuestro propio destino, vamos consolidando una plataforma política de base que comenzó siendo una moto en la que viajaban dos personas recorriendo las venas abiertas de nuestra América Latina, y hoy es un colectivo lleno de esperanza y unidad, que crece sin parar.

Desde 2017, las asambleas poderosas de cada punto de América Latina, junto con personalidades de derechos humanos y otras organizaciones de distintos rubros que conforman movimientos de base, nos reunimos en un gran encuentro de nuestra patria baja: La Cumbre de Base. En ella discutimos la agenda política internacional de movimientos sociales del continente, ponemos en práctica y llamamos a la máxima unidad del campo popular, para trazar estrategias que nos permitan hacerle frente a la coyuntura que vivimos y defender los derechos humanos.

La última Cumbre de Base, se realizó en Porto Alegre en julio de 2018; en ella anunciamos que la próxima será del 29 de noviembre al 1 de diciembre, pero esta vez, en dos países: ¡comienza en Argentina y termina en Uruguay!

Convocamos a las vecinas y vecinos de las poblaciones y las tomas a que comiencen a conformar sus asambleas poderosas; invitamos a medios de comunicación popular a seguir construyendo redes latinoamericanas de información que superen el cerco mediático de los grupos hegemónicos; proponemos a las organizaciones políticas y sociales a seguir articulando esfuerzos en todas las luchas que nos hermanan.

¡Sumen sus gargantas!

¡Y ya nadie podrá ignorar a la Patria Baja Latinoamericana!